Vehículos eléctricos en Chile, Nissan mira al futuro

251
- publicidad -
Ads PaginasWeb 468×60
COLUMNA DE OPINIÓN. Luis Felipe Clavel,
Gerente de Desarrollo de Negocios EV Nissan LATAM

“Hoy en día y a nivel mundial, los gobiernos están exigiendo que los automóviles emitan una menor cantidad de CO2 y de gases contaminantes. Según el estudio El Futuro de la Movilidad en América Latina*, comisionado por Nissan y presentado en el evento Nissan Futures en este año, el 82% de los encuestados considera que sus ciudades están contaminadas. Entonces, para cumplir con estos requisitos, la introducción de tecnologías limpias – como las que tienen los vehículos eléctricos – se vuelve fundamental.

¿Qué obtenemos con esto? Mejorar la calidad del aire, mitigar el calentamiento global, incrementar la estabilidad de la red eléctrica, dejar de depender del petróleo y mejorar la productividad en la fabricación de los vehículos. Esto, debido a que los eléctricos requieren menor cantidad de procesos en su línea de producción y necesitan menos componentes para ser fabricados, debido a la ausencia de un motor a combustión.

En Nissan tenemos una visión clara para el futuro de la movilidad. Esta visión se conoce como Nissan Intelligent Mobility y tiene como una de sus prioridades proveer más electrificación para alcanzar un futuro más eficiente, limpio y sustentable. Un claro ejemplo de este compromiso es que nuestra marca es pionera y líder en el desarrollo de vehículos eléctricos con su modelo LEAF, el primer vehículo eléctrico de producción masiva, que ha vendido más de 320 mil unidades globalmente y está presente en 51 mercados. En Chile ya hay 26 LEAF circulando por las calles y pronto esta cifra se duplicará con la llegada de la segunda generación de Nissan LEAF.

Nissan está contribuyendo activamente para modelar un ecosistema sustentable con un enfoque integral a través de alianzas y asociaciones con empresas enfocadas en la construcción de infraestructura para recargas, el reciclaje de baterías y la introducción del concepto “del Vehículo a la Red” o V2G por sus siglas en inglés. Esta tecnología permite extraer energía de la red eléctrica, almacenarla en la batería del auto, usarla y posteriormente “devolver” la energía restante a la red. Así puede ser usada para otros propósitos, como por ejemplo alimentar una casa u oficina, o entregar energía durante un corte de luz o en períodos de escasez.

La tecnología de carga V2G y los vehículos eléctricos amplían la gama de servicios que estarán disponibles para los futuros sistemas de gestión energética. Así, a través de esta tecnología, los vehículos eléctricos se integran aún más a la sociedad y se transforman en unidades móviles de energía limpia, que pueden contribuir a distribuir energía a través de la red, tal como ya ocurre en Japón, Europa y Estados Unidos.

Nissan también está ayudando a prolongar la vida de las baterías de ion litio usadas en los vehículos eléctricos. En Europa, el sistema xStorage Building, desarrollado en colaboración con la compañía de gestión energética Eaton, permite que los consumidores almacenen energía solar o proveniente de la red y la revendan a las empresas eléctricas. Al mismo tiempo, xStorage para empresas permite que las compañías con alto consumo energético administren el abastecimiento y uso de energía para su negocio de una forma más sustentable y óptima. Esto podría ser replicado en Chile, reutilizando las baterías para sistemas de almacenamiento hogareño. Podríamos tomar las baterías usadas, desarmarlas, conectarlas a un panel solar y alimentar nuestras casas.

En los países en los cuales han colaborado los sectores público y privado, la industria de los vehículos eléctricos ha experimentado un aumento considerable. Noruega, Francia, Reino Unido, India y China han prometido erradicar el uso de vehículos que empleen combustibles fósiles hacia 2030. Para lograr esta meta, las marcas invierten entregando nuevas tecnologías a los usuarios, mientras que las autoridades y el sector privado contribuyen implementando incentivos para bajar el precio final de los vehículos y entregar beneficios especiales a sus usuarios.

Chile también tiene una gran oportunidad en términos de movilidad eléctrica, por contar con condiciones de mercado favorables, como una economía abierta con la mayoría de sus servicios privatizados. Podríamos imitar a los países que están incentivando esta innovación, porque el futuro es cada vez más eléctrico. A través de Nissan Intelligent Mobility el compromiso de la marca a nivel global es no solamente desarrollar vehículos eléctricos excepcionales, sino dar acceso a la energía a través de Nissan Electric Ecosystem (Ecosistema Eléctrico Nissan) para todos, a diario y en cualquier lugar del mundo.

*El estudio comisionado por Nissan América Latina y realizado por la empresa C230, brazo consultor del Think Tank, fundación IDEA, fue elaborado mediante la aplicación de un cuestionario virtual a un total de 5 mil 760 personas (hombres y mujeres de edades entre 18 y 65 años) en cinco países de América Latina (Argentina, Brasil, Chile, Colombia y Perú) entre el 22 y 23 de febrero de 2018.”

 

- publicidad -
Ads PaginasWeb 468×60