La tecnología y el uso de nuevas aplicaciones online han provocado cambios sociales, que han provocado que las actuales administraciones de estado sean víctimas de constantes actualizaciones en su regulación y control para el ejercicio de estos nuevos medios.

En el caso del transporte público, éste no queda ajeno y más aún con las nuevas aplicaciones móviles que nos consiguen un ‘taxi’ donde quiera que estemos, han provocado uno que otro dolor de cabeza. En Chile, y aunque la postura de la actual administración del Estado fue que estas plataformas digitales y online eran “ilegales” en el país, ahora esperan regularizar su uso.

Es por tal motivo que el ministerio de Transportes envío al Congreso Nacional de un proyecto de ley para la regulación de las aplicaciones móviles de transporte como Uber y Cabify. El proyecto incluye el control también de las promovidas por los taxistas tradicionales, las aplicaciones Easy Taxi y Safer Taxi.

El documento enviado al Congreso propone que las empresas de estas aplicaciones móviles paguen al Estado un porcentaje por cada kilómetro recorrido, el que será dinámico aumentando su tarifa en hora punta. Además, invita a la creación de un Registro de Conductores, quienes no deberán tener antecedentes penales por delitos cometidos según la Ley Emilia, así como de otros crímenes como secuestro o violación. Por esto, y más, se les exigirá como requisito a los conductores tener la licencia profesional con la misma categoría de permiso que tienen los taxistas comunes, algo que ya implementa Cabify, pero no Uber.

Para regularizar además el pago de los servicios de transporte, los conductores registrados en estas aplicaciones no podrán recibir dinero en efectivo, y será gravemente sancionado quien utilice el taxímetro ‘adulterado’.

#DirectorioTransporte

Fuente: Ministerio de Transportes