Una opción real en la reducción de los costos y las emisiones asociados al consumo de combustible que afecta a las empresas de transporte de carga, es la propuesta de un grupo de ingenieros chilenos, quienes -tras desarrollar un extenso trabajo de investigación- han creado un dispositivo aerodinámico para camiones destinado a reducir el consumo de combustible en estos vehículos.

Si consideramos que un 40% del combustible utilizado por un camión corresponde al esfuerzo por vencer la resistencia del aire contra el vehículo en movimiento, cualquier mejora aerodinámica tiene un notorio impacto en los rendimientos totales del camión. Con esta premisa, la empresa chilena Venti comenzó una investigación para entender el comportamiento de los flujos de aire alrededor de un camión, intentando develar la manera de reducir los altos consumos de diésel mediante la creación de nuevos dispositivos aerodinámicos.

Además de patentar este producto, Venti ya inició su fase comercial para dotar al mundo del transporte de mejores herramientas tecnológicas para un desarrollo más rentable y eco-amigable.

El proyecto completo -de 10 años de desarrollo-, abarcó desde cálculos computacionales hasta ensayos en túneles de viento, contando con la colaboración de Universidades y del Laboratorio de Aerodinámica de la Fuerza Aérea de Chile. Fue además importante crear nuevas técnicas experimentales que permitieron a Venti llegar a los resultados buscados, como por ejemplo la fabricación de un camión ‘radiocontrolado’, un prototipo eléctrico, a escala (3 metros de longitud) y dotado de numerosos instrumentos científicos que permitieron conocer en detalle la aerodinámica de un camión en movimiento -a una velocidad de 90 km/hr-, probándose diferentes prototipos durante ensayos llevados a cabo en pistas de aeropuertos.

El resultado obtenido fue la creación de un deflector, el primer dispositivo aerodinámico diseñado y fabricado íntegramente en Chile y Latinoamérica: genera un ahorro de hasta 2,5% de combustible, con una reducción de hasta 6 toneladas de CO2 al año por camión, y cuyo costo de inversión se recupera en un período de 7 a 10 meses de operación. Este deflector aerodinámico se fabrica en fibra de vidrio, se instala en la parte posterior superior del tráiler, y posee un sistema de plegado para la apertura total de las puertas.

 

Fuente: http://www.transporte.mx/innovaciones-chilenas-para-reducir-el-consumo-de-combustible-en-camiones/